lunes

MUJERES DE ESCRITORES


Las hay con vocación de viuda literaria. Pero lo más curioso es que los haya con vocación por ellas. ¿Qué ternuras les dirán al oído: "tu luto es mi loto"?

El escritor que sólo se enamora de escritoras es más vanidoso que ningún otro: sólo puede enamorarse de sí mismo, de su propio reflejo en ellas.

No es un verdadero poeta si no teniendo novia tampoco tiene zurraspas de vez en cuando.

Escritor talludito, mediocre, pero con estudiada pose interesante, incapaz de conquistar a una mujer hecha y derecha buscó en la facultad de Filología.

Si al leerle tus poemas suele interrumpirte, porque tiene colada o plantas que regar, no te quepa duda: es el amor de tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario