miércoles

DISCURRAMOS



Un hombre nace en 1907 y muere en 1993. De 1993 años (d.C.) que podría haber vivido, ¡vive solamente 86! Está clarísimo: lo que realmente somos tiene más que ver con eso que llamamos la nada -que en verdad es muy buena gente- que con este tiempo de tribulaciones y alegrías pasajeras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario