Mostrando entradas con la etiqueta Aforismos sobre poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aforismos sobre poesía. Mostrar todas las entradas

sábado

COSAS DE POETAS


¿Ninguno de tus poemas pasa de correcto pero te gusta que te hagan la pelota? Toma ejemplo de otros: hazte antólogo de poesía contemporánea.

Cuanto mejor poeta seas, peor persona dirán que eres. Pero no confundas los términos: no por ser mala persona se es mejor poeta.

Es falso que no sea posible la amistad entre poetas. A mí ninguno me ha quitado la novia, y en época de vacas flacas más de uno me ha prestado dinero.

Poetas que van a Madrid a triunfar. ¿No saben que la poesía es de provincias?

Con tal de no parecerse a los que se las dan de poetas, ir de auxiliar administrativo por la vida.

domingo

OCURRENCIAS DE PASEO DOMINGUERO



La esperanza es buena sobre todo por la mañana. Para irse a dormir es algo latosa.

*

Todo el mundo se muere, pero quién no ha creído, alguna vez, ser la excepción.

*

Las palabras del poema pelan el silencio como un coco.

*

Posible título para la biografía de un solitario: Fuera de colección.


viernes

POESÍA Y FICCIÓN


No, no es ficción la poesía. Cosa bien distinta es que en ella, como en casi todo, haya ficción.

¿Hacer del papel en blanco un escenario? ¿Actuar con naturalidad en vez de ser naturales? ¿Actuar, en vez de ser?

Corre por ahí el rumor de que el poeta es un fingidor. Y lo malo no es ya creérselo, sino aplicarse a ello en la escritura sin tener una voz de la talla del que lo hizo correr.


¡La cara que pondría un poeta sioux tras leer el manifiesto de la otra sentimentalidad!

martes

NOTAS SOBRE EL HAIKU



El patrón métrico 5-7-5, si no contiene el espíritu del haiku, es lo mismo que un vaso de agua sin agua.

*

¿A cuento de qué ese afán de atrapar el instante, como si de una gallina escurridiza se tratara? Las palabras del haiku parecen capaces de ello. Parecen: es ilusorio, nadie ha atrapado el instante. Y está bien que así sea. Lo pertinente es dejarlo suelto.

*

En la terraza de una cafetería, en una mesa sin nadie, con dos tazas de café sin recoger, una paloma picotea. Ahí tenemos haiku. Sobre la tapa de un contenedor, una gaviota que salta al contenedor de al lado. Ahí tenemos haiku. La calle está llena de esas cosas que dicen los haikus. Para encontrarlos sólo hace falta colocarse los ojos en su sitio.

*

Creo que al escribir únicamente haikus se corre el riesgo de reducir a sistema la poesía[1]. Sobre todo si el poeta recibe elogios y no duda de sí mismo lo suficiente. Entonces puede confiarse, gustarse demasiado, acabar diciendo: ¡Esto funciona! ¡Marchaaando otro haiku! Es comprensible. Pero convertir en fórmula lo que una vez fue hallazgo no es el camino que me interesa.

*

El haiku no es de vagos, sino de observadores. Pero el buen haiku no exige ningún esfuerzo, se te entrega del todo, no deja lugar a dudas. Se recibe y ya está.

[1] Creo que también pasa con los sonetos, las coplas, etc.

viernes

NUEVE AFORISMOS


Mi perro, mi mejor amigo, me vende por una miga de pan.

Llegaremos muy lejos si conseguimos llegar a estar aquí y ahora.

¡Cuidado! Fina es la línea que separa, en el poema, el humor de la graciosería.

Si te tomas las cosas muy en serio, quizá es que las cosas te estén tomando a broma.

El estanque del Parque de Ferrera / es un endecasílabo melódico.

Algunos culturalistas cumplen el mismo perfil que el de los culturistas. Aprovechan para lucir músculo en cuanto se les presenta la ocasión.

Leer también puede entontecer.

La prudencia no es virtud sino en los que tienen valentía.

Si habláis con José Cereijo, llevad siempre una libretilla, que no apunta los aforismos que dice. Va uno de ellos: "Yo no creo en la inspiración, pero a la inspiración le da igual lo que yo crea".

jueves

ALGÚN AFORISMO Y VARIAS TONTERÍAS


¿Pensamiento y verdad? Con frecuencia, el pensamiento pensamiente.

Mostré mi poema al poeta lírico. Le pareció muy prosaico. Después se lo mostré al poeta prosaico. Le pareció muy lírico. Esto es demasié, pensé. ¿Será que el poema exacto es éste?

La gloria literaria es de silicona.

Escribir es inútil, sí. Casi tan inútil como no escribir.

Vayas donde vayas, nunca sales de tu habitación. Pero ten un poco de decoro.

Me pongo al timón del poema, pero no decido su rumbo. Por algo soy su capitán.

Tú sabes que estás en el mundo. Yo sé que el mundo está en ti.

El aforismo anterior bien podría firmarlo cualquier monaguillo de Antonio Porchia. (¿No tenía cara de cura este maestro?)

No te extrañe que un envidioso quiera darte envidia. Así intenta deshacerse de la envidia que siente.

Si te aplicas al amor, el odio te acaba dando pereza.

Internet también es un mago que se saca muchas palomas de la manga. Y no es problema suyo que la gente se ponga a ver buitres donde hay palomas.

Con la llegada del buen tiempo, por la calle se ven mujeres que en invierno no existían.

Todo está en su sitio. Mientras echo una mariposa blanca en el café, ante mi ventana vuela una cucharilla de azúcar.